Simple, elegante y útil 17


Muchas veces me habéis preguntado como almaceno mis pinceles, los que uso diariamente para uso personal. La verdad es que puesto no hago nada extraordinario o digno de mención (y menos de un post), pero me habéis insistido mucho y creo que puede ser útil.

En mi tocador de Ikea, (y no, no me patrocina aunque parezca lo contrario) tengo 2 vasos/maceteros de cristal de ikea, uno con brochas de rostro y otro con pinceles de ojos, los más usados en general. No significa que cada día use todas y cada una de las brochas que tengo, pero seamos honestos, no lavo todas las brochas según termino de usarlas, intento darles un par de usos.

Aquí veis como el relleno de las brochas es un mix de canicas planas, garbanzos, habichuelas… Para mí queda bonito, es muy útil porque aguanta las brochas verticalmente a la perfección y además absorbe la humedad que puedan tener haciendo que no se deterioren.

Aquí veis las de rostro, base, colorete, contorno, iluminador, polvos, de pelo natural, de pelo sintético…

Aquí véis las de ojos, sombra base, difuminar, delinear, biseladas…

Y los otros dos vasos más pequeños, reciclados de unas velas aromáticas también de Ikea, los uso para las que sé que sí o sí voy a usar de cada vaso grande, para no tener que buscarlas. Es decir, de ojos siempre siempre uso la E40 y la E25 de difuminar de Sigma (review aquí) y las equivalentes en Mac, y de rostro siempre acabo usando la F80 y la Yachiyo (review aquí), haga lo que haga.

Durante este verano me he aficionado a las sombras en crema y eyeliners en crema usados como sombra, y por eso en la siguiente foto veis más variedad, algunas de corrector usadas para aplicar sombras cremosas, algunas en punta para difuminar bien, pero más o menos lo necesario para mí cada día.

Dentro del vaso hay arroz blanco, del tipo “bomba”, es el mejor absorbiendo exceso de humedad y me resulta hasta bonito y elegante precisamente por lo simple y natural que es. Al principio el arroz puede manchar las brochar debido al almidón utilizado. Podeis lavar el arroz y dejarlo secar, pero es un poco engorro. El almidón no deja más que un velo de un polvo blanco que es fácil de retirar.

Da un gusto increíble encontrarlas fácilmente sin tener que mover el resto, y el vaso no ocupa tanto como la maceta grande, así que es cómodo y queda bonito y ordenado.

Todo es simple, espero que os sirva de ayuda a aquellas personas que me preguntabais sobre el almacenaje de brochas. Sé que muchas buscabais bolitas transparentes como las que hay en los stands de brochas de Sephora. Yo durante mucho tiempo también las busqué, y luego me di cuenta de que el arroz quedaba original, era mucho más barato y fácil de encontrar y reponer si ocurre una desgracia.

Espero que os haya gustado esta otra manera, algo menos común, de almacenar brochas y pinceles, vosotras, ¿Cómo lo hacéis?


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 Comentarios en “Simple, elegante y útil